Centrífuga Vs Prensado en frío ¿Cuál me conviene?

A la hora de comprar una licuadora hay que tener en cuenta las diferencias existentes entre estos dos modelos de licuadoras diferentes que dominan el mercado. Ya he hablado detenidamente de cada uno de estos tipos de licuadoras por separado, así que aquí tan sólo voy a centrarme en lo que marca las principales diferencias de ambos extractores de jugos.

Te recomiendo que le dediques tres minutos a estos artículos sobre las licuadoras en frío y las centrífugas. Ahí tienes toda la información que te interesa conocer de cada una en mucha mayor profundidad. Dicho esto, vamos a empezar el análisis comparativo de estas dos versiones de licuadora. A título ilustrativo, usaremos dos de las licuadoras mejor valoradas y más vendidas. Ambas una buena opción de compra si estás pensando en tener una. Por ahora, nos centraremos en: Calidad | Ruido | Velocidad | Tamaño de la tolva | Precio.

Licuadoras de prensado fríoLicuadoras centrífugasLicuadoras profesionalesLicuadoras manuales y de viajeLicuadoras baratas

Descubrir precioDescubrir precioDescubrir precioDescubrir precioDescubrir precio

Calidad del zumo o jugo extraído

Para mi, el punto más importante, y como tal, se merece ser lo primero analizado en estas licuadoras es la calidad del zumo que se obtiene tras su uso. No se tu, pero a mi me gusta tener un zumo lo más puro posible, y eso implica tener la menor cantidad de trazas de pulpa dentro del mismo.

En este aspecto la licuadora ganadora por excelencia es sin ninguna duda las licuadoras de prensado en frío ya que con su funcionamiento interno se logra el resultado más óptimo. Gracias al diseño de los extractores de jugos de velocidad lenta se logra sacar todo el jugo de los ingredientes. Mientras tanto, toda la pulpa es extraída y separada completamente.

Por otro lado, las licuadoras centrífugas también hacen un buen trabajo separando la pulpa, pero no lo logran separar completamente. Es decir, con una licuadora de centrifugado vas a notar trazas de los alimentos licuados.

Personalmente no me resulta desagradable la sensación de los restos de pulpa. Pero si puedo evitarlas, mejor. Si alguien en tu casa no le gusta notar “nada” en la bebida, sin lugar a dudas la de prensado en frío es la mejor opción que puedes tomar.

Nivel de ruido

Otro apartado a tener en cuenta es el nivel de ruido generado. Si la vas a usar como yo por las mañanas, si hay gente durmiendo el nivel de ruido es algo a tener en cuenta antes de comprar una licuadora. Por eso, se merece un apartado comparativo entre ambos modelos.

En esta sección, el ganador por excelencia es el extractor de jugos en frío. Gracias a su sistema de prensado que usa para licuar los trozos de frutas, el ruido, aunque sigue existiendo, es mucho menor. La velocidad de trabajo de licuado de los modelos centrífugos hace que el ruido sea considerablemente superior.

En este apartado, el modelo ganador es el de prensado en frío con mucha diferencia.

Tiempo de trabajo

Del mismo modo que la velocidad aumenta el ruido, también reduce la espera hasta que puedas tomar tu rico zumo. Precisamente por ello en este apartado hay poco que decir. Aquí las licuadoras de prensado están en desventaja, una centrífuga trabaja mucho más rápido, sacrificando silencio y una mayor presencia de pulpa. Si eres de quienes prefieren tardar poco porque no les molesta la pulpa que pueda quedar, la de centrifugado es la que gana.

Tamaño de la fruta

En general, un apartado que puede pasar desapercibido y sin más importancia. A mi me gusta cortar las piezas en trozos pequeños porque siento que así sale mejor, pero más por manía mía que por necesidad real. Es suficiente en ambos casos con cortar las piezas del tamaño similar a la tolva de la licuadora que utilices. En el caso de las centrífugas, suelen poder introducirse piezas más grandes, mientras que las de prensado necesitan piezas de fruta más pequeñas.

Precio

Por último, el precio de una licuadora es digno de mención. Aunque son electrodomésticos baratos, existe diferencia entre los dos modelos de licuadoras o extractores de jugos que hay. En este caso las licuadoras baratas son las centrífugas, esto se debe a que son modelos más sencillos. Los precios son bastante similares, la diferencia realmente está en torno a unos 30 € de media aproximadamente, lo que no me parece excesivo al fin y al cabo.

Si te da igual sentir la pulpa, o el ruido y vas a comprar una licuadora por primera vez y no sabes si te va a convencer, entonces puedes tirar por una centrífuga. Personalmente recomiendo una de prensado en frío (o licuadora lenta) ya que la diferencia de precio no es realmente importante, y la calidad del zumo es más que suficiente para cubrir la diferencia.