¿Debería comprar una licuadora o comprar una batidora?

batidora liquadora extractor jugosSi todavía no tienes en tu casa ni una licuadora y una batidora, muy posiblemente te estés preguntando cual deberías de comprar. Lo cierto es que aunque sean máquinas parecidas, existe una diferencia importante entre ellas. Si me preguntas a mí, personalmente prefiero utilizar una licuadora o un extractor de jugos a una batidora. El motivo es que me gusta poder tomar un zumo o un jugo de frutas sin notar los restos de pulpa.

Una nota antes de seguir: para evitar confusiones decir que en Latinoamérica a las licuadoras de prensado en frío y a las licuadoras general se le llaman más frecuentemente batidoras de vaso, un detalle importante para no confundirse.

¿En qué se diferencia una batidora y una licuadora?

La principal diferencia entre una batidora tradicional y una licuadora, está en el resultado final de los alimentos que vayamos a utilizar para hacer zumo. Realmente la diferencia más importante se aprecia al utilizar una batidora normal y comparar su resultado con el de una licuadora de prensado lento o una licuadora en frío o lenta cómo se le suele conocer.

Dejando uno de los detalles técnicos y centrándose lo que nos interesa a nosotros como consumidores, se puede decir que la batidora es muy similar a una licuadora centrífuga.

Tanto la batidora como la licuadora centrífuga, se basan en triturar y licuar con sus cuchillas los ingredientes que utilicemos. Existiendo unos pequeños matices entre los resultados de una máquina a otra.

Análisis de batidora Vs licuadora de centrifugado

Ambas máquinas se basan en el uso de cuchillas a gran velocidad por lo que el zumo o jugó generado se calienta a medida que las aspas o cuchillas giran. Esto supone una pérdida de nutrientes y vitaminas que debemos de tener en cuenta ante de comprar alguna de las dos.

la principal diferencia que existe entre ambos productos es que la batidora posee una mayor capacidad de hacer jugos o zumos esto es debido a que la batidora también aprovecha la pulpa y la cáscara o piel para incluirla dentro del zumo. Personalmente esto es lo que no me gusta de las batidoras, prefiero un zumo más limpio y con menos grumos.

Si bien es cierto que con una licuadora centrífuga también se nota la textura de la pulpa, la cantidad de pulpa existente es menor. Esto se debe a que las licuadoras modernas de centrifugado están diseñadas para que una parte de la culpa sea expulsada en el proceso de hacer zumo. De esta manera aunque todavía existe pulpa dentro del zumo, esta pulpa es considerablemente menor que si se usa una batidora.

Como consumidor si lo que te interesa es tener un zumo de más calidad y con la mayor cantidad de nutrientes y vitaminas posibles, es más útil para ti una licuadora o un extractor de jugos lento.

¿Es mejor comprar una batidora que un extractor de jugos?

En lo que a mí respecta la respuesta es un gran y rotundo NO. la batidora únicamente te va interesar en caso de que quieras utilizarla para hacer smoothies, pero por lo demás no resulta una alternativa interesante.

El resultado va a ser muy similar al que te va a dar una licuadora centrífuga, pero vas a tener más pulpa y grumos.

La gran diferencia entre ambas máquinas se aprecia realmente al comparar una batidora express con una licuadora de prensado en frío. si quieres más información sobre este tipo de máquinas, sigue este enlace.

Como ya sabrás si estás aquí, un extractor de jugos se basa en aprovechar todo el jugo posible de una fruta o verdura, evitando que se cuele ningún tipo de pulpa dentro del jugo o zumo.

La gran ventaja que tiene frente a una batidora, es la velocidad a la que trabaja. Mientras que las batidoras giran a gran velocidad y hacen que se pierda nutrientes debido a la fricción y el calor generado, un extractor de jugos trabaja a una lenta velocidad que le permite conservar perfectamente todas las vitaminas y propiedades de la fruta o verdura utilizada.

Esto implica que mientras que si utilizas una licuadora lenta puedes tomar el zumo sin ningún tipo de problemas pasadas muchas horas después de haberlo exprimido, si empleas una batidora vas a tener que tomar el zumo casi al momento.

De lo contrario la pulpa y el jugo empezarán a separarse y no va a poder consumirlo. Dicho en otras palabras la batidora es para un uso inmediato, mientras que el extractor de jugos te permite conservar durante mucho más tiempo en buen estado la bebida que acabas de preparar.